martes, 24 de septiembre de 2013

Grassi preso, por fin

“Grassi tuvo todos los privilegios, parecía un actor de cine que daba reportajes mientras la víctima tenía que volver al régimen de protección a testigos”, dijo Sergio Piris, abogado querellante, representante de Gabriel , el menor abusado. “Grassi dispone de grandes sumas de dinero y se está por escapar, la fuga es inminente”, planteó el fiscal Alejandro Varela. Imperturbable, Grassi se puso en el lugar de una víctima: dijo que le habían armado la causa y mencionó al Grupo Clarín. “Canal 13 mintió”, dijo, haciendo referencia a la investigación de Telenoche Investiga que en 2002 reveló el caso. “Piris es abogado de Cablevisión, una empresa del Grupo Clarín”, agregó, omitiendo que aquella investigación de Telenoche terminó en una condena ratificada en todas las instancias de la Provincia.

http://3.bp.blogspot.com/__qfWjHH-3Fc/SvdUG8E6qFI/AAAAAAAABaQ/6F9sXvyV7HU/s1600/_362_nota.jpg

No hizo ni un gesto cuando uno de la querella lo acusó de moverse como un actor ante las cámaras y le dijo directamente “pederasta serial” . Fue una tarde de discursos vehementes, con enojo, que revelaban tensión.

En su exposición, cuando alegó que no tenía nada y vivía en la pobreza, hizo un intento por mostrar sus bolsillos rotos.

La lectura de la decisión duró 8 minutos. Grassi comenzó la audiencia con dos policías detrás, pero luego del cuarto intermedio fueron seis los agentes que se pararon en ese lugar. Fue el primer indicio de que se le venía la noche.


El Papa Benedicto XVI en su carta a los católicos de Irlanda escribe refiriéndose a los clérigos indignos:
“Habéis traicionado la confianza depositada en vosotros por jóvenes inocentes y por sus padres. Debéis responder de ello ante Dios todopoderoso y ante los tribunales debidamente constituidos. Habéis perdido la estima de la gente de Irlanda y arrojado vergüenza y deshonor sobre vuestros hermanos sacerdotes o religiosos. Los que sois sacerdotes habéis violado la santidad del sacramento del Orden, en el que Cristo mismo se hace presente en nosotros y en nuestras acciones. Además del inmenso daño causado a las víctimas, se ha hecho un daño enorme a la Iglesia y a la percepción pública del sacerdocio y de la vida religiosa.


Os exhorto a examinar vuestra conciencia, a asumir la responsabilidad de los pecados que habéis cometido y a expresar con humildad vuestro pesar. El arrepentimiento sincero abre la puerta al perdón de Dios y a la gracia de la verdadera enmienda. Debéis tratar de expiar personalmente vuestras acciones ofreciendo oraciones y penitencias por aquellos a quienes habéis ofendido. El sacrificio redentor de Cristo tiene el poder de perdonar incluso el más grave de los pecados y de sacar el bien incluso del más terrible de los males. Al mismo tiempo, la justicia de Dios nos pide dar cuenta de nuestras acciones sin ocultar nada. Admitid abiertamente vuestra culpa, someteos a las exigencias de la justicia, pero no desesperéis de la misericordia de Dios.

http://3.bp.blogspot.com/_XMAcKJNVKww/TJExUYIiynI/AAAAAAAAFBo/ejD1mW7f03k/s1138/Grassi.jpg

Los recursos presentados por la defensa del Padre Julio César Grassi, acusado por dos hechos de abuso sexual, fueron rechazados por la Cámara de Casación Penal de la provincia de Bs As. Con esto, queda ratificada por la Justicia la condena que había sido dictada el año pasado por un tribunal de Morón que encontró culpable a Grassi, condenándolo a 15 años de prisión. Recordemos que el fallo de junio de 2009 fue por “dos hechos de abuso sexual y corrupción de menores”, tras un juicio que se prolongó durante 9 meses y en el que declararon 130 testigos. Sin embargo, el Tribunal no ordenó la detención de Grassi. En aquel momento, los jueces dieron por acreditados los hechos denunciados por el testigo “Gabriel”. El caso había estallado en octubre de 2002, luego de un informe de Telenoche Investiga. Allí, dos de los jóvenes acusaban al cura por abusos. Al día siguiente, fue detenido por la Policía. Un mes más tarde, una jueza de Garantías de Morón le concedió la “libertad morigerada”, pero quedó procesado.

http://magiacritica.files.wordpress.com/2009/06/tapa-critica-17agosto-2008.jpg

El 10 de junio de 2009, el Tribunal Nº 1 de Morón consideró al padre Julio César Grassi -fundador de la Fundación Felices Los Niños- autor penalmente responsable del delito de abuso sexual, agravado por tener a su cargo la educación y guarda de la víctima. La sentencia no es firme, pero tampoco liviana. Recibió una condena a 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores. Fue absuelto por las acusaciones de otros dos denunciantes, pero sus defensores todavía pueden apelar. Y sigue en libertad porque para el tribunal “no hay riesgo de fuga” del procesado -una medida excepcional que ya ha sido cuestionada por penalistas-. Luego, podrá ir preso.

http://4.bp.blogspot.com/-HMf8pq9lNMU/Tdqb7GtJjQI/AAAAAAAAAAg/_K7OhLw8Ew0/s1138/Estencil+Padre+Grassi+I.JPG

CARA DE PIEDRA GRASSI. Tengo otros recuerdos. Algunos exasperantes. Como los aprietes y amenazas que recibieron los testigos. O la cara del cura, petrificada desde la entrevista que Miriam Lewin le hizo para Telenoche Investiga. Su imagen victimizándose, una y otra vez, su imagen denunciando la existencia de un sórdido complot, una vez y otra, no dejará de repiquetear en la memoria colectiva de los argentinos.

Con todo, el servilismo mediático ya no parece rozar los niveles de escándalo que alcanzó hace algunos años. A fines de 2002, cuando obtuvo el régimen de libertad vigilada, Canal 9 musicalizó su salida con el Himno de la Alegría como cortina de fondo de la escena del cura y sus amigos, llevándolo en andas como si celebraran la resurrección del Mesías.

En este tipo de casos, las evidencias son muy difíciles de reunir. Si los verdugos además son influyentes, más difícil todavía. Por eso me parece casi milagroso que el padre Grassi no haya sido absuelto de todos los cargos. Pero no estoy feliz por eso. Ni por ninguna otra cosa que tenga que ver con una historia que ha dejado a unas cuantas vidas destrozadas, especialmente la de los chicos que encontraron en la Fundación Felices Los Niños su único hogar.



"No tengo rasgos de pedófilo", dijo el padre Grassi




Los defensores de Grassi están seguros de su inocencia y aseguran que se trata de "un fallo muy presionado por los medios". "El padre Grassi lucha contra el capitalismo", destacó una mujer que no se quiso identificar en declaraciones a Radio 10.

Un grupito que se concentró primero en la calle y luego en la sala para proclamar en sus consignas “la inocencia del padre Grassi” se retiró sin mucho ruido, apenas el llanto de un par de mujeres, pero una vez afuera, las seguidoras de Grassi golpearon a un camarógrafo, y Juan Pablo Gallego, uno de los abogados querellantes, tuvo que ser rescatado por la policía de una inminente golpiza (ver nota aparte).

De esa forma se llegó al cierre de la sesión, que terminó con Grassi rodeado de policías y con destino de cárcel inmediata. Dentro del recinto, luego de escuchar el llamado a mantener la cordura que hizo la presidenta del tribunal, Mariana Maldonado, todas las mujeres salieron llorando, sin gritos ni agresiones para nadie. El problema fue en la calle. A un camarógrafo, una joven le pegó una patada en los testículos y le hizo volar la cámara. Otro grupo, entre insultos y amenazas, se fue encima del doctor Juan Pablo Gallego, que salvó la ropa por la intervención policial que lo preservó del linchamiento.

"Este sujeto es de un peligro tal que no puede convivir en libertad. No cumplió ni con el voto de castidad, ni con el voto de obediencia. Ya al momento de la sentencia de 2009, nosotros manifestamos la necesidad de que quedara detenido. Nosotros pedimos al Tribunal que sea alojado en un pabellón de violadores, tampoco se puede poner en riesgo a otros internos." Juan Pablo Gallego.


  • Primera denuncia. El 29 de noviembre de 2000 fue presentada la primera denuncia judicial contra el cura Julio César Grassi, en el Juzgado de Menores N° 3 de Morón. Dos menores conocidos bajo los seudónimos de “Gabriel” y “Ezequiel” declararon que habían sido abusados por el sacerdote mientras estaban en la Fundación Felices los Niños en Hurlingham. El 23 de octubre de 2002, Grassi fue detenido por orden de la titular del Juzgado de Garantías N° 1 de Morón, Mónica López Osornio. La jueza dispuso el procesamiento del cura por abuso sexual agravado contra un menor y corrupción en dos casos. El cura negó las acusaciones en su contra y acusó de extorsión a uno de los chicos denunciantes. El sacerdote quedó preso un mes y luego fue beneficiado con la libertad controlada.
 
  • Juicio oral. Luego de años de postergaciones judiciales, el juicio oral comenzó en agosto de 2008. La fiscalía pidió 30 años de cárcel para el cura, la querella 37 y la defensa solicitó la absolución del imputado. Durante nueve meses el juicio se realizó a puertas cerradas. Sólo para la lectura del veredicto se dejó entrar al público. El 10 de junio de 2009, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 1 de Morón condenó a Grassi a 15 años de prisión, por dos hechos cometidos en 1996 contra “Gabriel”, y lo absolvió por otros 15 hechos que le imputaban. Los jueces, en su fallo, consideraron como agravante la condición de sacerdote de Grassi. El cumplimiento de la pena, sin embargo, se haría efectivo una vez que la sentencia quedara firme, determinaron los magistrados. Si bien los jueces Luis María Andueza, Mario Daniel Gómez y Jorge Eduardo Carrera no ordenaron la detención del cura, sí le impusieron una serie de restricciones: presentarse el primer día hábil de cada mes ante el tribunal, no poder ir solo a la fundación y no poder salir del país.


  • Primera ratificación. El 14 de septiembre de 2010, la Cámara de Casación bonaerense confirmó la condena a 15 años de prisión dictada en junio de 2009. La Sala II del Tribunal provincial, integrada por Fernando Mancini, Jorge Celesia y Carlos Mahíques, confirmó la sentencia al rechazar el pedido de absolución interpuesto por la defensa de Grassi y también el que formuló la querella para que la condena fuera de 35 años de prisión. Pese a la confirmación, el sacerdote no fue a la cárcel porque los jueces consideraron “improcedente” el pedido que hizo la fiscalía del juicio, para que se le revoque la libertad de que el cura gozaba hasta que la condena quedara firme. La defensa del cura apeló ante el máximo tribunal provincial.


  • Prisión preventiva. En abril de 2013, a cinco años de la condena inicial, la Sala I de la Cámara de Apelaciones de Morón dispuso que debía “revocarse el régimen alternativo a la prisión preventiva” del que gozaba Grassi y que correspondía “proceder a la detención del nombrado”, por haber violado las condiciones que debía cumplir para seguir en libertad restringida. La Cámara, en su fallo, sostuvo que Grassi habló, el 22 de octubre de 2011, durante una entrevista televisiva con Mauro Viale, sobre “temas relacionados con el proceso” judicial en su contra y en esas circunstancias “se refirió a una persona y por los datos aportados, quedaba en claro que se refería a la víctima de los hechos por los cuales se encuentra condenado por sentencia no firme”.


  • Segunda ratificación. El miércoles de la semana pasada, la Suprema Corte bonaerense ratificó la condena inicial contra el sacerdote Julio César Grassi por delito de abuso sexual agravado y corrupción de menores, y rechazó los recursos extraordinarios presentados por la defensa, por los que el sacerdote se encontraba en libertad. Era la tercera vez que la Justicia hallaba culpable a Grassi. El abogado de las querellas, Juan Pablo Gallego, reclamó la “detención inmediata” de Grassi, pero la decisión debía ser tomada por el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón, donde estaba radicada la causa principal.


  • Avalan la detención. Un día después de la ratificación sobre la cuestión de fondo del máximo tribunal bonaerense, el sacerdote recibió otro revés, esta vez por parte del Tribunal de Casación Penal de La Plata, que avaló la decisión de la Justicia de Morón que disponía detener al sacerdote por violar las condiciones de su libertad provisional. La sentencia, firmada por los jueces Horacio Daniel Piombo y Ricardo Maidana, de la Sala VI de Casación, rechazó la impugnación presentada por el defensor del cura y se expidió a favor de la detención, teniendo en cuenta que Grassi incumplió las normas que debía respetar para gozar el beneficio de libertad restringida. El expediente fue devuelto al Tribunal Oral 1, que debía decidir la detención del cura.


  • Prisión efectiva. Tras los fallos de la Suprema Corte bonaerense y el Tribunal de Casación Penal de La Plata, el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón resolvió ayer que Julio César Grassi debe cumplir su detención en la cárcel de Ituizaingó.

Yo estoy absolutamente convencido de que la pedofilia, las violaciones y el incesto, de ser comprobados, deberían acarrear la pena de muerte.  Para mi todo tipo de violencia del hombre contra mujeres y niños, no tiene perdón de Dios y debería ser castigado de esa manera.  Así de simple.  He tirado la primera piedra.

@
http://buscador.clarin.com/grassi
http://magiacritica.wordpress.com/tag/padre-julio-cesar-grassi/
http://tomax.over-blog.com/article-confirman-condena-al-padre-grassi-de-15-a-os-57137593.html
http://www.apologeticacatolica.org/Protestantismo/Anticatolic/Anticat11.html
http://www.causagrassi.org/
http://www.infonews.com/tags/931/Caso%20Grassi/
http://www.lanacion.com.ar/el-caso-del-padre-grassi-t49891
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-229739-2013-09-24.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-229740-2013-09-24.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-229736-2013-09-24.html
http://www.taringa.net/posts/noticias/16781303/Cuidado-la-pedofilia-latente-en-Facebook.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario