martes, 27 de agosto de 2013

Esbirros

(Según la Real Academia Española, “secuaz a sueldo o movido por interés”).
Por Bruno Bimbi y Daniel Seifert (*)

http://3.bp.blogspot.com/-X7k6TrtnVIg/UAWhXT4OwrI/AAAAAAAAANs/yQ3Idysbwtk/s1138/foto2.jpg


Escribimos esto porque estamos podridos. Con las bolas llenas.

Estamos podridos de que nos digan que todo lo que escribimos es porque nos lo manda un señor al que ni siquiera conocemos. De que nos llamen esbirros y mercenarios. De que descalifiquen a diario nuestro trabajo sólo por trabajar en medios que pertenecen a empresas periodísticas a las que el gobierno considera enemigas de la patria. Estamos podridos de 678. Podridos de que digan —y muchas personas acaben creyendo, por la insistente campaña de estigmatización que se reproduce por una infinidad de medios— que los periodistas somos empleados al servicio de un fantasioso complot contra el gobierno, inclusive quienes, como uno de los autores de esta nota, votaron por Cristina

Tenemos las bolas llenas por los insultos y descalificaciones que recibimos a diario, tanto de funcionarios como de militantes y simpatizantes de un gobierno, sólo por ejercer un oficio que alguien decidió poner en jaque. No somos enemigos de nadie. Somos periodistas, es la profesión que elegimos y de la que estamos orgullosos. Y lo que escribimos, lo que decimos y lo que pensamos no nos lo manda quien nos paga el sueldo, sino nosotros mismos: un corresponsal y bloguero de un medio del grupo Clarín y un ex redactor de un medio de Perfil, hoy desempleado.

Estamos podridos y no nos parece tolerable que uno de los funcionarios más importantes del gobierno nacional, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, publique un comunicado oficial en el que se refiere a nuestro colega Jorge Lanata como “sicario” y “asesino”. O que el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, diga que los periodistas de Clarín tienen “las manos manchadas de sangre”. No nos parece tolerable que se publique la dirección personal de un periodista para que “los militantes vayan a decirle lo que piensan a la puerta de su casa” o que se saquen afiches anónimos con las fotos de otros colegas y palabras como “mercenarios” y “mafiosos”. Estamos podridos de escuchar los relatos de colegas que fueron insultados en la calle por trabajar para tal o cual medio, como si compartieran las ganancias de los empresarios que apenas los contratan y, por tal vínculo, pudiesen ser considerados extremidades de un poder tenebroso y superior. Nos tienen las bolas llenas con el cuco de la corpo, Magnetto y los X-Men.

http://2.bp.blogspot.com/-gMzBckxMmCk/UAWhhpU8h4I/AAAAAAAAAN4/SKC9-3tp_n8/s1138/foto3.jpg

En las últimas semanas, uno de los autores de esta nota fue increpado a través de Twitter por la cuenta del sitio de noticias oficialista Mediatizados, que le exigía que calificara “el rol de Lanata”. “Si podés… Animate”, decía el tuit, suponiendo que, por trabajar en una empresa del grupo, tendría limitaciones, cepos, censuras, apremios y cobardías. En los días siguientes, Mediatizados se dedicó a hostilizarlo, publicando inclusive su foto y diciendo sobre él que “aprendió como Clarín a manipular la info con malicia”.

Mediatizados es un emprendimiento del periodista Alejandro Rafael Costanzo y tiene a Lanata como una de sus obsesiones. Pero su interés por el conductor de PPT no es nuevo, aunque sus opiniones sobre él hayan cambiado con el tiempo. En su tesis de licenciatura, realizada en 2003 en la Universidad Nacional de General San Martín y centrada en la cobertura periodística sobre el asesinato de Kosteki y Santillán, Costanzo escribió que Lanata “es un periodista que se caracteriza por decir lo que piensa y lo que sabe sin ocultar nada” y que “encarna el periodismo en sí mismo”. “Es el periodista más independiente”, decía sobre Lanata el director de Mediatizados, quien también elogiaba sus denuncias sobre corrupción en el gobierno y agregaba que “su lucha desde el periodismo está encarada en la defensa del interés popular”.

Ahora es “el diablo”, como dijo Víctor Hugo Morales, y quienes no pensamos como el nuevo Costanzo somos una porquería y merecemos ser hostilizados por su medio.

http://4.bp.blogspot.com/-srk7kD3Bvjk/T1eVKbUGJoI/AAAAAAAAFBI/yzA68h9zn14/s1138/Diablo+2+wall2-1152x864.jpg

Pero decíamos que escribimos esto porque estamos podridos. Y hay algo que nos pudre más que nada: que muchos de los que insisten con la idea de que quienes no pensamos como ellos lo hacemos por una cuestión laboral o por un interés económico sean, a la vez, quienes se llenan los bolsillos con la pauta oficial, publicidad que permite que algunos medios donde no abundan la ortografía, el rigor periodístico ni los lectores sean un negocio espectacular.
Veamos algunos ejemplos.

Uno de los medios virtuales que se ocupó en los últimos días de Lanata fue El mensajero diario. En una nota sin firma titulada “Preocupación en el entorno de Jorge Lanata”, aseguran que el periodista sufre el síndrome de Hubris, el mismo citado por Nelson Castro en un editorial bastante poco feliz sobre la Presidenta. El artículo afirma que los médicos de Lanata le habrían diagnosticado ese supuesto trastorno y que el tema habría sido tratado en una reunión con altos directivos del Grupo Clarín. El relato es desopilante. Sin citar ninguna fuente y con una redacción que atenta contra la gramática del español, el autor anónimo de la nota asegura que el grupo “demoró” un supuesto giro de dinero al periodista por fuera del circuito legal, a través de paraísos fiscales, que hay una pelea interna entre Jorge Rendo y Héctor Magnetto por la continuidad de Lanata en canal 13 y Clarín y que el grupo estaría negociando su salida con su esposa Sara. “Tras una reunión reservada entre ella y el contacto con el Grupo Clarín Stewart Brown comentó que le habían llegado a insinuar la posibilidad de pretextar problemas de salud de Jorge Lanata, como forma de resolver lo que para José Aranda y otros directivos de Clarín ya es una decisión tomada, el retiro de Jorge Lanata de los medios del Grupo”, afirma la nota. La puntuación dificulta un poco la lectura, pero es lo que hay.

El director de El mensajero diario, Miguel Ángel Gómez Sanjaume, milita en la agrupación kirchnerista Envar El Kadri y fue presidente de Compromiso Porteño, un partido-lista, también conocido como Compromiso K, en tiempos de internas entre Jorge Telerman y Daniel Filmus. Cuando el escritor peruano Mario Vargas Llosa fue invitado a hablar en la inauguración de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, Gómez Sanjaume escribió una columna casi ilegible repudiando la visita, en la que termina refiriéndose al premio Nobel de Literatura como “un maricón”.
Un maricón.

Todo lo anterior no tendría la menor relevancia periodística —porque el personaje y el medio son, sin dudas, irrelevantes— si no fuera por el hecho de que de julio de 2010 a julio de 2012, que es el último mes sobre el que existe información oficial de Jefatura de Gabinete y de Télam, Gómez Sanjaume se llevó 771.900 pesos por avisos de la Presidencia de la Nación en El mensajero. En el primer semestre de 2012, la página facturó  290.400 pesos, más que la web de Página/12, que recibió 235.950 y mucho más que la del canal América, que recibió 181.500, por citar algunos ejemplos. Lanacion.com, Clarin.com, TN.com.ar y Perfil.com no recibieron ni un centavo.

http://3.bp.blogspot.com/-lYCtihz5AH8/UhOmp2rzEeI/AAAAAAAADCE/TaQejLryAms/s1600/Despicable-me-minions.jpg

Pero eso no es nada. Otro de los periodistas que en las últimas semanas se dedicó a atacar a Lanata por televisión fue Roberto Navarro. En la pantalla de C5N, este periodista afirmó que, cuando Néstor Kirchner era presidente, Lanata le pidió dinero para no sacar al aire una denuncia sobre corrupción en el PAMI. “Lo llamó a Alberto Fernández y le dijo: ‘yo tengo una denuncia de corrupción contra el PAMI, pero no quiero perjudicar al gobierno que recién empieza. Lo que te pido es que me des 120 mil pesos por mes, porque yo estaba acostumbrado a que me den ese dinero por mes y sin pagar impuestos’”, aseguró.

Parece que Navarro sabe bastante sobre recibir plata del gobierno. Su programa, que se llamaba El destape y hoy, desde su desembarco en C5N, es Economía Política, estuvo al aire en distintos canales, como CN23 y A24, durante los últimos años. Navarro lleva facturados 6.096.958 pesos en concepto de publicidad oficial desde la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia. Para tener una dimensión: el año pasado, en apenas seis meses, recibió del Estado 990.506 pesos por su programa de cable, casi el triple de lo que recibió en el mismo período el canal Todo Noticias: 390.343.

http://criticacreacion.files.wordpress.com/2008/11/noticias.jpg

Un bloguero que antes pensaba algo que ahora no deja pensar a otros, no sin sospechar de su honestidad y considerarlos títeres.

Un militante de la web y de la estructura política, beneficiado con dinero público para montar un espacio pseudoperiodístico con el solo objetivo de difamar.

Un colega que acusa a otro de una pretendida extorsión por un supuesto pedido de pauta infinitamente menor al abultado monto que él mismo supo acumular en sus bolsillos, tal vez sin siquiera pedirlo.

Ok. Los esbirros somos nosotros.

http://2.bp.blogspot.com/-EfR8YTjrRZc/TmzdCvukrDI/AAAAAAAACpE/8-nAt-pBdmU/s1600/cara5.jpg

(*) Bruno Bimbi, @bbimbi, es autor de un blog de TN.com.ar, corresponsal del canal en Río de Janeiro y columnista de Letra P.
(*) Daniel Seifert, @seifertdaniel, es ex redactor de la revista Noticias.

https://si0.twimg.com/profile_images/1102331813/IMG_1500.JPG

@
http://bbimbi.blogspot.com.ar/
http://criticacreacion.wordpress.com/2008/11/10/de-algo-hay-que-vivir/
http://www.letrap.com.ar/blog/2013/08/27/esbirros/

No hay comentarios:

Publicar un comentario