sábado, 17 de mayo de 2014

Lanata 2014: Programa N°5 en HD / El dilema de la Presidenta: dólar o recesión

May 13, 2014  //  Imperdibles
Artículo extraído del diario El Cronista – Por Maximiliano Montenegro

http://1.bp.blogspot.com/-6VayM9nXGZg/U3NyD0rfaGI/AAAAAAAAwX0/etSiPYKGQz8/s1138/385_PreciosCuidados01.jpg

El dilema de Cristina por estos días es simple: dólar o recesión. Si mantiene altas las tasas de interés logrará controlar la corrida al dólar, pero seguirá hundiendo a la economía en la recesión. Si, en cambio, afloja la restricción monetaria –bajando las tasas: es decir, el precio que pagan los bancos a los depositantes en pesos, para que a su vez presten más barato– el riesgo es que vuelva la fuga al dólar y la presión por una mayor devaluación.

Según el economista Luis Secco, el crédito al sector privado pasó de una expansión promedio mensual de $10.000 millones en 2013, a una contracción de – $1.500 millones en abril pasado. Con el fuerte encarecimiento del crédito y la suba de precios posdevaluación es lógico que se haya apagado la venta de bienes durables (autos, motos, electrodomésticos), el último motor del crecimiento que se mantenía en marcha tras el derrumbe de la construcción que provocó el cepo.

Pero el tan temido ‘enfriamiento’ se extiende a todo el mercado interno. Según la consultora Elypsis, en abril, las ventas en supermercados y shoppings cayeron en términos reales 3,4% y 8,5%, respectivamente. No hay crédito, o es escaso y caro, y el poder adquisitivo de los salarios se encogió aceleradamente: entre abril último y abril de 2013, la reducción del salario real de los trabajadores registrados llega al 11% (27% de aumento de sueldos versus 38% de inflación).

Mientras tanto se reaviva la clásica bicicleta financiera dólar-tasas, que hizo furor en épocas de la tablita cambiaria de Martínez de Hoz: colocar en plazos fijos de corto plazo en pesos a tasas del 25% anual, con dólar fijo es una apuesta especulativa tentadora. La diferencia es que hoy para ‘salir’ no está autorizado comprar dólares sino títulos de la deuda en dólares.



Axel Kicillof convenció a Cristina que el dilema ‘devaluación o recesión’ se resuelve con el ingreso de dólares frescos del exterior. La secuencia es conocida: cerrar con el Club de París un plan de pagos, postergar en la Corte Suprema de Estados Unidos el juicio de los fondos buitres hasta el 2015, y abrir ventanillas de financiamiento externo. Ya tiene decidido anunciar el canje del Boden 2015 –por u$s 5000 millones que vence en octubre del año próximo– y cree que es factible emitir títulos por otrosu$s 3000 millones. Por su puesto, a tasas inferiores al 11% anual en dólares que rinden actualmente los bonos argentinos.

Todavía no está claro si ese esquema de pasar la gorra en los mercados para conseguir dólares tendrá éxito. Kicillof se muestra pragmático ante sus interlocutores por si falla, o se demora el plan A. Dice que en ese caso cuenta con los tres instrumentos que se utilizaron durante el verano para domar a la fiera: tipo de cambio, tasas de interés y regulación de los bancos. Es difícil imaginar que Cristina esté dispuesta a pagar el costo político de otra devaluación. Más probable es que se acumule más atraso cambiario –para tratar de anclar los precios– y que se arregle el que sigue.

Pero siempre hay un nivel de tasas de interés que frena la corrida, aunque también mate a la economía real. Y antes de eso se podría echar mano a los dólares que le quedan a los bancos.



Según fuentes del mercado, hasta abril, se llevaban vendidos en el mercado cambiario unos u$s 6400 millones de la soja y otros u$s 3200 millones de los bancos, obligados a desprenderse de sus divisas por encima del tope del 30% de su patrimonio tras la devaluación. Las entidades todavía conservarían en cartera otros u$s 4000 millones, que en Economía monitorean con atención. La advertencia de Kicillof al banquero Jorge Brito, que había hablado de la inflación y el atraso cambiario, tal vez anticipa la jugada: “Me llama la atención cómo (los bancos) defienden la dolarización de sus activos, timbeaban con el dólar, especulaban, es espantoso”, aseguró.

A todo esto, el Indec truchó en los últimos años: las cifras de inflación; del PBI; de la inversión (según la última revisión, en 2013 la inversión fue del 16,7% del PBI frente al 22% publicado originalmente); los informes de pobreza e indigencia; los índices de salarios (en la estadísticas oficial, en marzo los salarios en negro ¡aumentaron 34,3%! respecto a igual mes del 2013, y los salarios en blanco 27%); los montos de las exportaciones, y sigue la lista. En abril, la recaudación previsional creció solo 19%, casi 20 puntos menos que la inflación interanual y muy por debajo del 31% de suba en abril del año pasado. ¿Cuáles son hoy los datos reales de empleo?

@
http://marcelolongobardi.cienradios.com/imperdibles/
http://marcelolongobardi.cienradios.com/imperdibles/el-dilema-de-la-presidenta-dolar-o-recesion/
https://www.youtube.com/user/OTROBB4/videos

No hay comentarios:

Publicar un comentario